martes, 2 de octubre de 2007

Vida de Álvaro Bruno


Ayer me encontré un disco duro de 180 GB en una bolsa junto a un contenedor. ¡Vaya chollo! Me lo llevé a casa y con ayuda de un amigo de un hermano de mi primo lo instalé en mi PC. Luego me di cuenta de la de archivos y programas extraños que tenía el disco. Tenía, por ejemplo, un programa para la creación poética y otro para crear novelas tipo best-sellers, con actualizaciones que me descargué desde softonic escribí cuatro novelas. Dos de ellas de terror, chulisimas y muy fáciles de hacer porque tiene un tutorial bastante bueno. El programa para crear poemas es un poco más dificultoso porque antes de crear uno, hay que programarse una poética, es decir tu sentido sobre la poesía, qué es para ti y eso. hay algunas poéticas que te aparecen por defecto, por ejemplo yo utilice la de Baudelaire, y compuse la segunda parte de las flores del mal. Lo acabo de mandar a la fundación Lara. Pero hay muchas otras poéticas que te aparecen por defecto : Borges, Machado, poética del 27, y otras muy buenas sobre el romanticismo.
Lo mejor del programa es la ayuda y el buscador, buscas cualquier autor y te aparece, yo por ejemplo me inventé el nombre de un autor que no existía, Ruperto Buonanotte, y el buscador del programa me encontró al autor, diciendo que era un autor calabrés, que escribió La fantasía de los Simagos. Desde luego que es magnífico. Luego puse mi nombre , Álvaro Bruno,para buscarme a mi mismo, y apareció el nombre de este mismo blog "la casa de las obsesiones". El perfil del autor era el siguiente:



Nacido en Mugutu ( Antigua Checoslovaquia) el 4 de Marzo de 1912. Creador de "La casa de las obsesiones" Foro poético-filosófico creado en Mugutu al rededor de los años 30. Tendencias poéticas vanguardistas.
-Por lo visto, este autor creó "la casa de las obsesiones" antes que yo.

" Su primer librillo se publicó con el título " Cuentos de Angustia existencial......"
- ¡Carajo! -me dije- igual que el mío.


"Su segundo libro fue una segunda parte de Las flores del mal"
-¡Coño! Lo que acabo de hacer.


Murió dentro de la casa de las obsesiones, solo y en un rincón, ciego de marihuana y absenta. Nadie le quería y se ganaba tristemente la vida vendiendo poemillas surrealistas y de protesta a los demás indigentes de la calle.
"No se le conocen más obras, perfil del autor muy insulso, insípido."

Esos fueron los últimos datos que le dejé decir al ordenador. Me enfadé, grité a la gente de la calle desde la ventana (como si fuera un loco en un psiquiátrico), le abrí las tripas al ordenador y arranqué de su vientre ese mal engendro de disco duro y lo tiré al Guadalquivir. Al carajo el disco.




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo ya conocía un generador automático de artículos científicos, no sabía que también lo había para poesía y en español.

Te pongo el enlace por si quieres hacer currículum.

http://pdos.csail.mit.edu/scigen/#generate

Saludos

Juan A.

Pedro Gozalbes dijo...

Hace unos meses estuve en la fnac buscando unas historias, me encontré que había allí un tipo llamado P.d.l.R. "escritor" y poseedor de una "piccola" editorial. Estaba dando una charla de cómo publicar... total, que sólo por curiosidad entré, para divertirme un rato, escuchando disparates del mundo editorial... Él es un autor sin apenas éxito pero con cierta experiencia por los caminos de las editoriales de plastificado-brillo de bolsillo del Carrefour. Contaba historias de cómo se fabrican hoy los bestseller, de cómo se encuentran esos libros, de cómo se encargan, de las historias de las agentes literarias y entre las anécdotas hizo referencia a que hay programas, que utilizan estos escritores para apoyarse, le meten los metadatos, que si el personaje debe ser así o asá, que si el lugar de tal manera, va eligiendo uno dentro de las opciones, hasta que se traza un meollo, de donde se genera una parrafada que luego el susodicho escritor va cambiando, versioneando, complementando, corrigiendo... El program se nutre de miles de textos ya escrito que se fusionan, cambian, mezclan por eso a veces se dan casos como los de Ana Rosa, que si luego tu negro no se te molesta, pues...
En fin, la cosa parece que es un tanto disparatada, una cosa de mal gusto, al estilo de Chomsky y su empeño por generar, generar frases como autómatas programables.
En fin el generativismo transformacional tuvo estas cosas

Yo me quedo con reacciones como esta de Mr Bruno.
Saludos

juan francisco sanchez dijo...

Perdono a pedro por ser quien es su ataque al señor Chomsky, al que no obstante no defenderé porque a diferencia del resto de los señores que nos han hecho asumir, este aun sigue vivo.
Don Álvaro, sigues explotando el doble plano. Siempre he criticado (desde el cariño que te tengo, claro está) tu fijación por un tema cuando te parece "digno de fijarse en él". Sin embargo, después de leer esto he llegado a una conclusión: escribirás el mejor cuento del doble plano que se haya escrito nunca, yo lo vaticino. Por eso, y contrariamente a lo que te he aconsejado siempre, te insto a seguir dándole forma a este cuento y a escribir otros relacionados con el doble plano. Dentro de poco sacaremos a la luz tu "Antología de cuentos del doble plano".
Tu admirador secreto te ama.

Anónimo dijo...

A mi se me mientan a Chomsky me tengo que poner de pie y hacer una reverencia ...

... con todo esto de las gramáticas generativas y textos que se automatizan etc, (probad el enlace de arriba que funciona de verdad), pues le recuerda a uno lo de la "tesis de Turing" o cómo determinar si una máquina piensa:

se pone uno a chatear con un ordenador que genera frases y con una persona, si al final no se es capaz de saber quien es el ordenador y quien es la persona entonces es que hay "inteligencia" en la máquina, ¿hemos llegado ya esta situación? ¿se podrá llegar alguna vez? ¿es posible? ¿máquinas que sean concientes de sí mismas?

Más que un doble plano, dos espejos enfrentados y una imagen dentro de otra y así sucesivamente ...

... y así sucesivamente

Juan Antonio

Anónimo dijo...

Nepo lo de la página que incluyes más arriba es Magnífico, tengo un ligero problema con ella que soy incapaz de solucionar, el de la barrera lingüística.Qué le vamos a hacer.
don Álvaro.

Anónimo dijo...

El enlace es un punto, le das tu nombre y el de unos amigotes y te genera un artículo que tiene toda la pinta de un artículo científico de verdad. Yo me hice una vez una colaboración con Hommer Simpson (experto como yo en el mismo área).

La herramienta es una gramática que te genera de forma automática un texto. La hicieron unos estudiantes americanos de no se qué universidad y mandaron uno de esos artículos de coña (la pinta es muy buena pero no tiene sentido el texto) a un congreso y resulta que fue aceptado. Imaginaros la que se lió, el congreso en cuestión perdió toda su prestigio y casi que tuvo que cerrar el chiringuito. La verdad es que teniendo en cuenta que la mitad de las veces uno no se entera cuando lee estas cosas, como que lo veo normal.

En fin, que está divertido, la pregunta ahora es: ¿si se repitiera la experiencia pero generando textos de critíca literaria creeis que podrían dar el pego? ¿los estarán ya usando y no nos damos cuenta? ¿habrá algún día máquinas que escriban novelas igual que hoy en día las hay que juegan al ajedrez? ¿qué pensará D. Alfredo Cubillas, prologuista de profesión, de todo esto?

Saludos

Juan Antonio