lunes, 16 de noviembre de 2009

periodista

Periodista: Poeta cuyo nervio egoísta y/o egocéntrico permanece suprimido. Carente de egoísmo, el periodista vive y elabora su trabajo convirtiéndose en la voz de otras personas ya que es incapaz de hablar sobre si mismo. Le encanta la circulación y el trasvase de información siempre que sea él quien la promueva o efectúe. La mayor aspiración a la que puede aspirar es convertirse en la voz de los necesitados, denunciar situacíones inmorales o desenmarañar tramas económicas y políticas. El más claro ejemplo de periodista comprometido es el corresponsal de guerra; aventurero y seguro de si mismo posee una personalidad firme y amenazante de quien cree en lo que hace. Muchos de estos periodistas han tensado la cuerda del compromiso y del peligro hasta perder la vida. Por contra, un periodista acomodado o aburguesado puede convertirse en un ser despreciable al tratar temas demasiado triviales, investigando sobre la vida ociosa de la alta sociedad; suelen ser conocidos como paparazzi de a pie incluyendo en este tipo el resto de los periodistas del corazón. Por otro lado tenemos el término medio: periodistas capaces de canalizar sus inquietudes y de mostrar la realidad según su punto de vista porque, aunque no sepan hablar de si mismos, son capaces expresarse mediante la voz de los otros. En este ejemplo es imposible pasar por alto el nombre de la gran periodista Mercedes Milá.
En la foto: El poeta José Couso, asesinado durante la guerra de Irak.

7 comentarios:

La_Esperada dijo...

Me encanta la definición. Es genial, pero...
¿Mercedes Milá en el término medio?
¿?¿?¿?¿?

Miss Rachel dijo...

Muy bien, señor Bruno, me ha molad. Está ustet convirtiendo la casa de las obsesiones en el diccionario del diablo.

Anónimo dijo...

Hay otra acepción de "periodista" y es aquella que viene del término "periodo": es aquel individuo que cae periódicamente en el mismo discurso o situación. Ejemplo: el político es un periodista de periodo 365 pues año tras año repite las mismas promesas.

Hay periodos más frecuentes en la Naturaleza que otros, por ejemplo muchas personas son periodistas de periodo 7 pues semana a semana hacen las mismas cosas, o periodistas de periodo 1 que son lo que normalmente se llaman personas monótonas. Hay periodistas de periodo 28, que es el tiempo que tarda la Luna en su menstruación, etc.

Hay periodistas con periodo negativo, real e incluso imaginario, pero ese tipo de periodistas son poco frecuentes y difíciles de encontrar. Si se encuentran con alguno háganlo saber inmediatamente a las autoridades pertinentes.

Saludos

Juan A.

La_Esperada dijo...

Jajaja qué bueno!

juan Ignacio Perugorría. dijo...

Maravilloso, me quedo con la intriga de conocer a un periodista con periodo negativo. No sé si imaginarme a un hombre sin periodos o un hombre cuya vida transcurre como si de una película en DVD se tratatra pero en REW.

juan Ignacio Perugorría. dijo...

Gracias por vuestros puntos de vista. No hay nada que me ilumine más y mejor.

juan Ignacio Perugorría. dijo...

A veces pienso que soy periodista, pero de grado periódico.