miércoles, 16 de diciembre de 2009

TRAGEDIA IMPERFECTA EN TRES ACTOS. PARTE TERCERA Y ÚLTIMA.

Tragedia en tres actos. PARTE PRIMERA

Tragedia imperfecta en tres actos. PARTE TERCERA Y ÚLTIMA.

Yo barro la hojarasca, barro, barro, barro la hojarasca. Yo todo lo que hago es barrer la hojarasca. El trabajo más tonto de mi vida. Barro, barro, barro y mancha, mancha y barro. El barro y la hojarasca. Mi tres hijos están sin trabajo. Yo solamente barro la hojarasca, pero mis tres hijos están tumbados en la hamaca. Hace un día de escándalo. Mi hijo el mayor está con la pulsera puesta. La pulsera de la cárcel, la pulsera de los que están apartados a la hora de encontrar trabajo. Mi hijo, el mayor. Por culpa de su padre por un lío que lo metió. Siempre Ubérrimo está detrás de todo esto. Intentó hacerme daño con un tenedor. Trescientos metros sin rodear mi casa, por ley, trescientos. Intentaba matarme con un tenedor. Empujaba la puerta, ruego a Dios que intentaba empujar la puerta hasta que lo consiguió. Y subió la mano con un tenedor. Las manos y mis hijos, no sabía por donde estaban. Mis manos volaban. Hasta que me lo clavó.

No hay comentarios: