jueves, 17 de diciembre de 2009

tragedia imperfecta en tres actos. PARTE PRIMERA.

Tragedia en tres actos. PARTE PRIMERA
Ubérrimo, conociendo la bolsa de mis ojos, vino a decirme cuanto cuanto de mala persona albergaba en sus mohosas entrañas. Ubérrimo, siempre Ubérrimo, que nombre tienes tansonoro y tan tierno, siempre tuyo siempre eterno, Ubérrimo. Me escondes los datos bancarios, amenizas mis enfados con carantoñas bondadosas. Siempre tienes que dar la nota. Llegas siempre igual, con las prisas de un gamo. Me arrebatas el mando de la televisión, Ubérrimo, siempre como un niño. No tienes porqué sentirte mal. Y veces me harto de lo triste que soy junto a ti. Fumando y esperando.No ves que siempre tengo que ser yo quien diga y fuerce y piense y perdone. Ubérrimo. ¡Ubérrimo!Aparta de ti los vicios traperos. No puedes vivir si no es con dinero, Ubérrimo. No, siempre tan callado tan inútil tan deseando estar sin hacer nada. En tus malos cabales, en tus malas ganas de tocarme el pecho Ubérrimo.Ubérrimo, ahora que miras la cara deshojada de tu esposa de rosas y gritas. Ubérrimo, ahora es el momento en el que parece que no tienes ojos, llantosos, pequeñitos. Ahora es cuando te mando al carajo. Sí Ubérrimo sí. Al carajo.

No hay comentarios: