martes, 1 de febrero de 2011

FIN. Un libro de David Monteagudo. Editorial Acantilado.

Más que una buena novela es un buen ejercicio. El argumento: un grupo de personas y sus parejas vuelven a reunirse después de 20 años. Los lectores: personas que se sienten identificadas como treintañeros y cuarentones. La novela no aporta nada nuevo ni en argumento ni en técnica. No es una obra ejemplar sino más bien un ejercicio literario atractivo. Dividida en capítulos o escenas, la novela intenta mantener la intriga más o menos de una manera efectiva pero que, llegando siempre al momento en que debe satisfacer al lector con una información clara, lo deja no sólo insatisfecho sino también decepcionado. Podemos seleccionar elementos narrativos muy bien conseguidos, es inevitable seguir leyendo para saber hasta dónde nos lleva el autor pero, finalmente, no nos lleva a ninguna parte. A menudo, parece tener un perfume sintético que recuerda a las novelas de A. Christie, en las que se desenvuelven personajes que casi no se conocen. La relación de los personajes está más o menos entablada, algo típica, y los temas que aparecen superan el límite de la mediocridad y la convencionalidad. En resumen está entretenida pero habrá que esperar a que este autor primerizo teja obras más prometedoras.

1 comentario:

La que mola más dijo...

¡Aaaah... jajajajaja! ¡Qué pringaoooo!