viernes, 30 de septiembre de 2011

DOCENCIA

Hola amiguitos:




Como dice la canción:

"El colegio nada me enseñó, si es por el maestro nunca aprendo......". Y con razón.

¿A qué alumno le importa Calderón de la Barca? ¿A qué alumno le importa qué es un complemento predicativo? Hay cosas... qué se yo. Cosas como la ira de los profes con ojos saltones que gritan: "¿No sabéis quien fue Benito Jerónimo Feijoo, malditos ineptos?

...

Pero vosotros profes, también tenéis vuestro cielo ganado. Vosotros, profesores ; seguro que tenéis un buen puñado de alumnos que no aprenden o no quieren aprender en vuestras clases. Si, esos a los que les preguntáis quién hizo en casa la tarea y rápidamente miran para otro lado. Sí, esos que luego te contestan de malos modos diciendo no sé, no sé y se cruzan de brazos, mirándose el ombligo, como si estuvieran cansados. Esos hijos de puta que no valoran vuestro trabajo y que tanto os difaman en los pasillos. Esos cabritos que van a clase porque la ley exige su presencia hasta que se le secan los granos.¡Qué pérdida de tiempo!¡Qué pérdida de dinero para los contribuyentes!

¡Manda huevos! ¡Que recorten coño! No nos engañemos, de todas formas el sistema no funciona! Que arreglen el sistema un poquito, y luego si acaso, que reacepten a los interinos más trabajadores y menos vagos. Porque en este gremio los hay con la cara más dura que el cemento armado. Sí, que yo me sé de algunas amebas con gafas D&G que dan clase como quien recita a la pared, porque han perdido la esperanza de que los alumnos aprendan. Esos que cobran lo que yo les pago como contribuyente y que están decepcionados con la juventud y no piensan cambiar de opinión porque les resulta más cómodo pensar que los alumnos son ineptos y no tienen solución. A esos son a los que hay que recortar, a esos son a los que hay que expulsar y no al profesor que cada día va a clase ilusionado por encarrilar a un niñato fumaporros al que hay que hacerle ver que Benito Jerónimo Feijoo  fue un ensayista español que sacudió las conciencias en todo lo que pudo durante la ilustración  europea, y que cualquiera de nosotros, algún día, con mucho trabajo podamos hacer algo que mínimamente se le parezca, y entonces podamos estar orgullosos de nosotros mismos, porque no seremos simios amaestrados por empresas como la Philip Morris, obligados a consumir un producto que no deseamos dia tras dia. Amén de los negocios dedicados a la usura, como los bancos que nos sacan el dinero del bolsillo sin que podamos decir "esta boca es mía" .



¡que recorten en el ámbito de la docencia a esas amebas que se dignan a llamarse profesores porque no nos aportan nada y porque lo único que hicieron bien fue inspirar a Fito cuando éste cantaba:



“El colegio nada me enseñó, si es por el maestro nunca aprendo….”



(¡ay!Como me gusta el Rock´n´roll)